Categoría: Dirección estratégica

Dirección estratégica

Todos los artículos de la categoría

TU EMPRESA, ¿DINÁMICA O ESTÁTICA EN LINKEDIN?

LinkedIn es una herramienta que, por sí sola, no es ni buena ni mala; dependiendo del uso que le demos, nos aportará unos resultados mejores o peores. Creo que ya me habréis visto en vídeos y congresos hablar de LinkedIn. Es un tema que da para mucho hablar. Pero hoy me quiero centrar en cómo una empresa debería enfocar su presencia en esta plataforma.

El proceso que todos siguen es prácticamente el mismo. La empresa se crea un perfil corporativo, una página de empresa (incluso hay algunas más avanzadas que generan un grupo). Como en todo principio, hay muchas ganas y buenas intenciones. Se empieza a publicar cosas, pero pasados los primeros días, sus perfiles quedan abandonados o con nula actividad. Están ahí “por si acaso”.

Antes de lanzarse a tener un perfil corporativo en LinkedIn o a pedir a tus empleados que utilicen esta plataforma para vender vuestra organización, tenéis que pararos y trazar vuestra estrategia corporativa en LinkedIn. La clave es estar de forma activa, interactuando, publicando, aportando valor y mostrando la realidad de vuestra compañía.

Para empezar, debes decidir y clarificar cuál es el propósito de tu empresa para estar en LinkedIn y el uso que se va a hacer de ella. Os doy unos ejemplos.

Mostrar la calidad de nuestro producto, en sus diferentes contextos
Enseñar que en nuestra empresa “GRUPO XYZ” nos preocupamos por las personas y su desarrollo.
Visibilizar nuestra marca corporativa con la participación activa de nuestros empleados.
Conseguir abrir mercado en un ámbito geográfico específico, buscando partners que nos ayuden en esa tarea.
Atraer perfiles técnicos, programáticos y de big data a nuestra empresa para aumentar nuestro talento digital en un 50%.

Leer más

SOY DINÁMICO O ESTÁTICO

Muchas veces cuando las empresas tienen en sus plantillas a personas arcaicas a nivel de conocimientos, ven como única opción deshacerse de ellos y buscar a otras personas que tengan esas sapiencias, aunque muchas veces no exista suficiente mano de obra cualificada en esas nuevas competencias o conocimientos. Nuestras personas solo necesitan que confiemos y apostemos por ellas.

Emi López decidió arriesgarse, invirtiendo parte de las ganancias de años anteriores en adaptar a sus personas a la nueva realidad para ser mejores profesionales que antes. Nunca lo vieron como un coste y consiguieron la involucración de toda su plantilla. Vieron que su organización apostaba por su talento y le merecía la pena asumir ese esfuerzo de sacar de sus cajas mentales viejos conocimientos y adquirir otros nuevos para ser más eficientes y eficaces.

Está claro que en épocas de carestía y crisis como la actual, la supervivencia de las organizaciones pasa por echar cuentas en los costes. Para salir reforzados hay que remar todos juntos, preocupándose por la mejora profesional de las personas. Emi tenía claro que tener a sus personas actualizadas conllevaba que su organización fuera más competitiva, productiva y resiliente. Además, fomentó la motivación de sus personas y que vieran en Cebollita la empresa donde seguir desarrollándose. La empresas valientes asumen riesgos razonables dentro de lo posible y ven el talento de sus personas como la fuerza motora que les hace continuar sin peligrar su existencia.

Leer más

¿QUÉ NIVEL DE TOXICIDAD EXISTE EN TU EMPRESA?

No podemos negar que los responsables de tener un ambiente laboral bueno en las empresas son todos sus trabajadores, aunque debe estar liderado, impulsado y practicado de forma activa por la cúpula directiva de la compañía. No podemos decir que una empresa da prioridad a incorporar entre sus trabajadores a personas con discapacidad pero no tener contratada a ninguna; esto es intentar quedar bien de cara a la galería. Muchos más directivos de los que nos gustaría dicen tener un ambiente laboral inmejorable, aunque la realidad es otra, que dista mucho de ese mensaje optimista.

Igualmente, debemos tener cuidado de no transformarnos en una persona tóxica en nuestro entorno laboral; esto puede afectar a cualquier rol. Si todo lo ves negativo, si sacas pegas a todo, si siempre haces lo mismo y peleas para evitar los cambios, solo buscas el conflicto, encuentras problemas a todas las propuestas de los demás, tu opinión es la única valida, si la queja es tu mejor recurso y los demás siempre tienen la culpa de todo lo que ocurre, siento decirte que sufres de toxicidad aguda crónica. Esto conlleva que estarás solamente rodeado de personas de ese mismo rol y que el resto de tus compañeros te evitarán si pueden elegir o de lo contrario, se relacionarán solo contigo porque no tengan más remedio.

Algunas empresas aún son de estructura y mentalidad jerárquica, es decir, que les gusta tener controladas a todas sus personas. Son esas empresas que el teletrabajo fue un mal necesario, vieron que funcionaba, aunque en el momento que finalizó el confinamiento domiciliario obligatorio ordenaron la vuelta al trabajo presencial de toda la plantilla y mantener el teletrabajo no entraba entre las opciones. Sus dirigentes son como los pastores: quieren contar a sus ovejas, bajo la opinión de que solo se trabaja si se está en la oficina; la realidad siento disentir, es totalmente la opuesta. El trabajador suele trabajar más y el caradura, lo sigue siendo.  

Leer más

¿CÓMO ESTÁ INTEGRADO EL LIDERAZGO INCLUSIVO DENTRO DE VUESTRA ORGANIZACIÓN?

Para que nuestras organizaciones sean incluyentes tenemos que involucrar a todas las personas que forman parte de la empresa y no solo a la cúpula directiva. A veces nos pensamos que con liderar la inclusión por parte de la dirección es suficiente, es decir, que el resto de la organización acatará esa regla, sin necesidad de integrarse esa nueva estrategia con cambios en los procesos, forma de trabajar y de tratar a nuestras personas. Si nos quedamos en la carcasa haremos algo de ruido sin conseguir cambiar nada. Tenemos que llegar al contenido corporativo, es decir, al desarrollo del día a día de las personas de nuestra empresa.

Para empezar, debéis plantearos qué prejuicios tiene cada una de las personas que conforma vuestra empresa. Pero no hagamos de esto una pregunta a un tercero. También sería interesante que respondieras a la pregunta de forma personal: ¿qué tipo de prejuicios tienes tú?

Ahora es cuando todos decís que vosotros no tenéis ningún prejuicio. ¿Qué es un prejuicio? Es tener o hacer un juicio u opinión, normalmente perjudicial o negativo, que se conforma sin motivación objetiva alguna y sin un conocimiento profundo. Normalmente tendemos a criticar o valorar de forma negativa aquello que no conocemos, ni entendemos o que no nos afecta en primera persona. Todos tendemos a ver el mundo desde nuestros ojos y todo lo que se salga de esa perspectiva nos suena raro. La vida pueda dar muchas vueltas y cambiar, por ende, tus circunstancias. Antes de juzgar los contextos de otras personas o su forma de vivir, ponte por un momento en su lugar. Más empatía necesita nuestra sociedad.

Leer más
Cargando

Populares

Más visitados