Siempre me ha apasionado la gestión del talento en las organizaciones. También tengo debilidad por la mejora de la empleabilidad de las personas para ayudarles a poner su foco en su vuelta al mercado laboral. Me considero una persona curiosa y con ganas de aprender otros puntos de vista sobre este tema. Me gusta descubrir a nuevos profesionales que aporten cosas diferentes sobre estas materias. Mi forma de ver la empleabilidad es muy práctica, desde la acción, fruto de este planteamiento surgió  mi libro de ejercicios para mejorar tu proceso de búsqueda de oportunidades, analizando tu propio proceso, este libro se llama “Ejercita tu talento” (Editorial Profit).

Navegando por LinkedIn llega a mi muro por casualidad información sobre el libro de José Luis titulado “Píldoras anti desempleo tras la cuarentena”. Me di cuenta que era un libro que contaba su propia experiencia de reinvención y de otras personas a las que acompañó en su proceso. Son ejemplos de transformaciones profesionales de todo tipo y condición. No dudé en hacerme con una copia y leerlo; me pareció muy ameno e inspirador.

José Luis es un profesional que se hizo a sí mismo, trabajando mucho. Un día se encuentra sin empleo y tiene que reenfocarse en lo profesional. Tras el choque inicial no duda en ponerse manos a la obra para poder volver a trabajar en el cambiante mundo profesional.

José Luis es una persona optimista, realista, perseverante y con una facilidad para contar las historias de una forma que llegan al lector.

Su libro es un soplo de optimismo, asumiendo la dureza del desempleo, que es complicado encontrar oportunidades, aunque no imposible. Toca buscar alternativas y hacer las cosas de forma diferente.

¿Quién es José Luis?

25 años de trayectoria profesional vinculada al mundo de la comunicación y de la formación para el empleo y el emprendimiento. Acompaño a personas en desempleo para que mejoren su empleabilidad facilitando herramientas que multipliquen sus oportunidades de encontrar un empleo a través de diferentes programas como Lanzaderas de Empleo y Emprendimiento o Talleres de empleo.

Hace unos años descubrí que contaba con un “súper poder”: al trabajar con personas acompañándolas en su búsqueda de empleo, conseguía que mejoraran personal y profesionalmente. Además, esto me enriquecía, puesto que al mismo tiempo que ayudaba a otros en conseguir sus objetivos, yo también crecía, y ese es mi éxito.

A través del coaching y de la orientación, entrenamos competencias y localizamos las fortalezas que van a diferenciar a los candidatos ayudando a potenciar su marca personal y por lo tanto sus oportunidades de encontrar un trabajo.

¿Cómo surge la idea de escribir este libro?

Durante los primeros meses de la pandemia, confinado en casa, finalizó el programa de empleo en el que estaba trabajando. Presenté varios proyectos, pero no había posibilidad de que me contrataran en aquel momento así que decidí poner en orden todo aquello que durante años había aprendido y enseñado acompañando a personas en desempleo. La idea era que, ya que no podía ayudar a personas concretas en un proyecto, mi experiencia y mis conocimientos pudieran estar al alcance de quien los necesitara. Una vez ordenadas las ideas, recogidos los consejos y recordadas las historias de las personas con las que he trabajado estos años, fue mi mujer la que me animó a darle forma de libro.

¿Qué fue lo más complicado y lo más gratificante del proceso de creación y lanzamiento del libro?

Tal vez lo más complicado fue convencerme a mi mismo de que lo que iba a escribir pudiese interesar a alguien. Yo estaba muy contento con el trabajo que había hecho, pero no decidí lanzarme a la publicación hasta que las personas más importantes de mi vida y que fueron mis primeros lectores, no me dijeron el gran trabajo que había hecho.

Lo más gratificante del proceso de creación fue sin duda lo sencillo e ilusionante que resultaba cada día sentarse frente al ordenador y tener algo importante que contar. El libro crecía solo, paso a paso, y a medida que avanzaba, todo adquiría más sentido.

¿Cuéntame en 500 caracteres de qué va tu libro?

Píldoras Antidesempleo tras la Cuarentena” es un libro de compañía para ese duro camino que es el desempleo. Digo de compañía porque durante esa búsqueda de trabajo o de tu objetivo profesional, en el libro se recogen consejos, un tratamiento en 4 pasos para encontrar un empleo y sobre todo te acompaña con muchas historias de personas que un día perdieron su empleo y decidieron convertirse en los protagonistas de su búsqueda y hacer todo lo que estaba en su mano para cambiar su situación.

¿Cuál es el público objetivo de Píldoras anti desempleo tras la cuarentena?

En realidad, como dicen los propios lectores de “Píldoras Antidesempleo tras la Cuarentena” en sus reseñas, el libro no solo va dirigido a personas que se encuentren en desempleo. También va dirigido a profesionales de los recursos humanos y de la orientación y, sobre todo, a personas que se encuentren en un momento de reflexión o de cambio. Todos necesitamos a lo largo de nuestra vida laboral un momento de cuarentena, ya sea obligada por un despido o finalización de un contrato, o como consecuencia de una decisión personal puesto que el trabajo que tenemos no es coherente con nuestro propósito de vida.

¿Por qué existe tanto tabú en España a decir abiertamente que se está en búsqueda activa de empleo?

Desde pequeños nos exigen resultados. En la escuela, en la universidad y por supuesto en el trabajo siempre se espera de nosotros que triunfemos. Éxito y fracaso se vincula directamente con trabajo, y cuando nos despiden o finaliza nuestro contrato y no encontramos un empleo, la sociedad nos ve como fracasados, independientemente de que ese despido dependa o no de nuestra valía. Y por ello el fracaso nos avergüenza y lo ocultamos.

Este es uno de los mayores errores que podemos cometer en nuestra búsqueda de empleo. En los programas en los que trabajo insisto en la importancia de visualizar nuestra situación, que todo el mundo sepa que estoy en desempleo. Nadie te podrá ayudar si no sabe que necesitas algo, por eso es tan importante la comunicación cuando buscamos trabajo. Ya sea tirando de contactos, en redes sociales o acudiendo a eventos y practicando Networking.

¿Por qué motivo las personas no rellenan su CV pensando en las personas que lo van a leer?

Porque tendemos a contar nuestra historia sin ponernos en el lugar de la persona que recibe nuestro currículum. A las empresas no les interesa nuestra vida, lo que quieren saber es qué puedes hacer por ellas, qué necesidades vas a cubrir o qué problemas vas a solucionar, y para ello tenemos que cambiar el punto de vista cuando hacemos un currículum y pensar en qué quieren ver las empresas en ese documento de presentación.

¿Qué es para ti la empleabilidad?

Son herramientas, competencias o conocimientos que podemos adquirir para mejorar las oportunidades de encontrar un empleo y una vez conseguido desempeñar el trabajo de la mejor manera posible. Se trata de adquirir y entrenar competencias relacionadas con la inteligencia emocional, la actitud, la marca personal, mejorar nuestro currículum, localizar nuestras competencias, nuestros puntos fuertes y comunicarlos ofreciendo siempre nuestra mejor versión en un proceso de selección y posteriormente ponerlos en práctica en el puesto de trabajo.

¿En qué deben mejorar las políticas activas de empleo en España?

Las personas desempleadas necesitan sentirse personas y no números. No quiero decir ni mucho menos que las personas que orientan en los servicios públicos de empleo hagan mal su trabajo, lo que no tienen es el tiempo necesario que requiere un itinerario de acompañamiento y carecen de las herramientas necesarias. Echo en falta una mayor conexión entre personas desempleadas y tejido empresarial. En estos momentos trabajo en un programa financiado por la Diputación Foral de Bizkaia que se desarrolla directamente desde la Federación Vizcaína de Empresas del Metal, y tener de primera mano información sobre lo que las empresas necesitan y los perfiles que buscan, es fundamental para orientar a las personas desempleadas con las que trabajamos.

¿Qué errores comenten las personas que buscan empleo?

El principal error es el de no tener claro su objetivo profesional. Es lógico en un mundo tan cambiante y en constante transformación. Los trabajos cambian, aparecen nuevos puestos, otros desaparecen, empresas que transforman su modelo de negocio, es complicado definir bien cómo encajar en el mercado laboral. De hecho, cada vez se demandan perfiles más transversales. Cuando empecé en el mundo de la comunicación hace 25 años el que era cámara era operador de cámara, el que era fotógrafo solo se dedicaba a la imagen, en cambio ahora cualquier medio de comunicación busca profesionales multimedia que sepan grabar, sacar fotos, redactar y que dominen las redes sociales. Si no tenemos claro hacia dónde ir, nos perderemos por el camino del desempleo.

Otro error es el de no haber realizado un trabajo previo de autoconocimiento. Como destaco en el libro “Píldoras Antidesempleo tras la Cuarentena”, es fundamental conocer nuestras fortalezas y nuestras áreas de mejora para ponernos en valor en un proceso de selección y diferenciarnos del resto de candidaturas.

¿Cómo reorientarnos tras sufrir un despido?

Es necesario superar el duelo postdespido, superar diferentes etapas de ira, negación, resignación, resentimiento y tristeza hasta llegar a aceptar la situación en la que nos encontramos. A partir de aquí debemos hacer todo lo que depende de nosotros para volver a encaminar nuestra vida laboral.

¿A qué dos personajes históricos te hubiera gustado orientar?

A Trump para que se hubiese dedicado a otra cosa y a Colón para que no se perdiese. Jeje, no sabría contestar con seriedad a esta pregunta.

¿Qué súper héroe o súper heroína te gustaría tener de compañero/a de trabajo?

He tenido la suerte de trabajar junto a muchos súper héroes y súper heroínas. Personas a las que he acompañado en su búsqueda y que un día decidieron tomar las riendas de su vida. Estas personas tienen el súper poder de hacerme crecer cada día.

¿Qué referentes tienes en el área de recursos humanos y orientación profesional?

Mis referentes son mis compañeras y compañeros con los que he compartido momentos, conocimientos, y de los que lo he aprendido todo lo que hoy sé.

¿Qué claves son las ganadoras en el proceso de buscar empleo?

Actitud, motivación, ilusión y sobre ser persistente y constante.

¿Qué podemos hacer para erradicar el edadismo?

Sacar brillo a la edad. Lejos de verlo como una debilidad o una amenaza, debemos ponerlo en valor y convertirlo en fortaleza. La edad es experiencia, conocimiento, con los años se crean contactos que son fundamentales en cualquier trabajo y tenemos más tiempo para entrenar competencias como el trabajo en equipo, el liderazgo o la creatividad. Nos permite aprender de los errores para no volver a cometerlos y sobre todo podemos enseñar mucho a los más jóvenes. En el libro “Píldoras Antidesempleo” dedico un apartado a cómo sacar brillo a la edad.

Cuéntanos una anécdota positiva y otra negativa de tu época como candidato.

Mi peor experiencia en la época como candidato tiene mucho que ver con la pregunta anterior. Envié el currículum para una oferta como community manager y me llamaron para la entrevista. La primera pregunta que me hizo la persona que tenía frente a mi fue ¿qué edad tienes? 41 respondí. Ante esta respuesta el entrevistador, que, por cierto, aparentaba 20 años más que yo, me dijo que estaban buscando alguien más joven para el puesto. Me quedé bloqueado, nunca me habían dicho que era mayor para un trabajo. Lo único que se me ocurrió decir antes de marchar fue: “Perdón, me he equivocado al postular en esta oferta. Pensaba que una empresa tan importante como esta quería contratar profesionales y no becarios. Entiendo que si van a pagar una beca y no un sueldo prefieran a una persona recién licenciada”.

Como anécdota positiva me quedo con todo lo que he aprendido en las entrevistas de trabajo. Dicen que a veces se gana y a veces se aprende.

¿Cómo ha afectado la covid-19 a la búsqueda de empleo?

La búsqueda se ha vuelto más tecnológica. Es fundamental contar con competencias digitales no solo para gestionar nuestra marca online en redes sociales. Los procesos de selección se han digitalizado, portales de empleo, webs corporativas a los que hay que subir los currículums, video entrevistas, videocurrículums. Hasta la era COVID solo hacían entrevistas por videoconferencia puestos altos, directivos o personas que iban a trabajar al extranjero. Ahora las empresas están utilizando esta tecnología para entrevistar cualquier perfil. Es fundamental dominar programas de comunicación online.

Por otra parte, hasta la pandemia nosotros recomendábamos practicar networking acudiendo a foros de empleo, charlas, talleres o congresos afines al sector del candidato o candidata, puesto que el 80% de las ofertas de trabajo están ocultas y emergen en las relaciones y los contactos. Ahora eso es imposible. La única forma de relacionarnos con profesionales de nuestro sector son las redes sociales. Es por lo que debemos dar mucha importancia a la presencia en redes profesionales como LinkedIn.

¿Qué proyectos literarios tienes a medio plazo?

De momento quiero centrarme en la difusión de “Píldoras Antidesempleo”. El no poder hacer presentaciones y tener limitaciones a la hora de poder dar charlas, hace que todo el proceso de promoción se ralentice. De todas formas, ya tengo varias ideas en la cabeza, jejeje.

¿Qué sueño a nivel profesional te queda por cumplir?

Sinceramente ahora mismo estoy en el nivel en el que siempre quise estar. Desde que descubrí que mi propósito profesional era acompañar a personas en su búsqueda laboral, por suerte no he parado. Además, ahora con el libro puedo llegar a más personas. La serendipia maravillosa de mi trabajo es que además de ayudar a encontrar un empleo, hay muchas personas que me han dicho que les he ayudado también a encontrar momentos y rincones de felicidad. Creo que más alto no se puede soñar.

¿Qué importancia tiene la marca personal en la búsqueda de empleo?

Ya lo he dicho anteriormente y en el libro “Píldoras Antidesempleo tras la Cuarentena” lo menciono en varios momentos. Todos tenemos marca personal y profesional, lo importante es aprender a gestionarla y transmitir con ella nuestras capacidades, fortalezas y nuestro valor diferencial. Como dice Yoriento “marca personal es el perfume que dejas”, por eso es importante controlar qué olor quieres dejar en tu búsqueda de empleo.

¿Qué tendencias prevés para el 2021 en empleabilidad?

Mayor importancia de las competencias digitales, necesidad de reorientación puesto que va a haber muchos cambios dentro de sectores concretos como el comercio, la hostelería o el turismo, y sobre todo, ahora que trabajo en una federación de empresas, soy consciente de que las políticas orientadas al empleo, tienen que escuchar las necesidades de las empresas, qué perfiles necesitan con el fin de apoyar con estas políticas la recualificación de las personas desempleadas. Se trata de estudiar detenidamente qué tipo de formación es realmente necesaria para ocupar los puestos que se oferten.

¿Qué importancia tiene la comunicación en el proceso de búsqueda de empleo?

La búsqueda de empleo es comunicar. Cuando redactamos un currículum, realizamos una entrevista, acudimos a un foro de empleo o conversamos en LinkedIn con un profesional de mi sector, estamos comunicando. De hecho, el último paso del tratamiento que incluyo en “Píldoras Antidesempleo tras la Cuarentena” para buscar trabajo se titula “Píldoras para la Comunic-acción”. Un juego de palabras donde se recogen muchísimos consejos para pasar a la acción en nuestra búsqueda de empleo a través de la comunicación.

¿Qué competencias son las top en estos momentos para ser más empleable?

En perfiles donde es difícil destacar puesto que más o menos puedes tener los mismos conocimientos y la misma experiencia, hay una serie de competencias que nos pueden diferenciar del resto de personas que aspiran al mismo puesto.

No digo nada nuevo si enumero competencias como trabajo en equipo, liderazgo, comunicación, resiliencia, ser innovador y creativo, capacidad de adaptación, sin embargo, hay una de la que últimamente escucho mucho, se trata de la curiosidad. Esta última competencia es la clave del progreso. Si nuestros antepasados no hubiesen sido curiosos y no hubiesen salido de sus cuevas, posiblemente aún no hubiésemos sido capaces de encender una hoguera.

De todas formas, lo importante de las competencias es ser capaces de demostrar que contamos con ellas. Hay que poner ejemplos de logros anteriores, o de momentos en los que hayamos puesto en valor nuestras competencias. No vale con enumerarlas, las empresas necesitan ver lo que sabes hacer, cómo lo vas a hacer y sobre todo de qué manera vas a solucionar sus necesidades.