PLURIEMPLEO Y PLURIACTIVIDAD

La posibilidad de que una misma persona desarrolle, simultáneamente en el tiempo, actividades profesionales da lugar a dos supuestos distintos: el pluriempleo y la pluriactividad. La pluriactividad es la situación del trabajador que realiza actividades que dan lugar a su alta obligatoria en dos o más Regímenes distintos del Sistema de la Seguridad Social, por ejemplo en el régimen general y en el de autónomos. El pluriempleo es la situación del trabajador por cuenta ajena que presta sus servicios profesionales a dos o más empresas y en actividades que dan lugar a varias altas en el mismo Régimen de la Seguridad Social. Por lo tanto, el pluriempleo únicamente afecta a trabajadores por cuenta ajena, de ahí que nunca pueda darse en el Régimen especial de trabajadores autónomos, y sólo cuando las distintas altas se producen en el mismo Régimen, mientras que la pluriactividad puede afectar, tanto a trabajadores por cuenta propia como a trabajadores por cuenta ajena y a diferentes Regímenes de la Seguridad Social. Las empresas que conozcan la situación de pluriempleo de sus trabajadores están obligadas a comunicar dicha situación a la Tesoreria General de la Seguridad Social, así como a declarar las retribuciones del trabajador. Igual obligación incumbe a los trabajadores respecto a sus empresarios y a la Dirección Provincial de la Tesoreria General de la Seguridad Social , que llevará a cabo las operaciones de...

Leer más

TIPOLOGÍA DEL TELETRABAJO

El teletrabajo puede ser realizado bien en el domicilio del trabajador (el mas común en España), bien en centros con recursos compartidos de instalaciones informáticas y de telecomunicaciones (el llamado telecentro, no muy extendido en nuestro país) o bien realizado en desplazamiento continuo.Por otra parte, otra distinción se refiere al modo de comunicación del teletrabajador con la empresa.La comunicación puede ser esporádica o puntual, o bien continua mediante una conexión informática en tiempo real. La comunicación no tiene porque ser bidirideccional, pudiendo darse en una sola dirección, del empresario al trabajador y viceversa.Por ultimo, según el régimen jurídico aplicable distinguimos entre teletrabajador por cuenta ajena o por cuenta propia. Estaremos ante este ultimo cuando el trabajo se realiza a través de un contrato mercantil o civil y con plena autonomía y libertad, y estaremos ante un teletrabajador por cuenta ajena cuando dicha prestación de servicios se realiza a través de un contrato de trabajo bajo las notas de ajeneidad, dependencia y bajo un sistema retributivo salarial. Un problema derivado del teletrabajo se presenta con la contratación de teletrabajadores en terceros países, donde la mano de obra resulta más barata y donde las cargas sociales son menores. Es lo que se conoce como fenómeno «dumping laboral».Otro de los problemas que se plantean es el de la legislación aplicable en casos de teletrabajo transfronterizo. El Convenio de Roma (Convenio sobre la...

Leer más

ELEMENTOS ESENCIALES DEL TELETRABAJO

El teletrabajo debe ser realizado por una persona física, bien en régimen de trabajo por cuenta propia o bien por cuenta ajena.Los elementos configuradores del teletrabajo los cuales nos dirán si realmente nos encontramos ante un teletrabajador o bien ante otra figura distinta son de una forma esquemática las siguientes: Elemento espacial: Lejanía: Partimos por establecer que la prestación se realiza fuera del centro de trabajo de la empresa. Elemento cualitativo: Uso intensivo y habitual de las nuevas tecnologías, es decir uso de equipos informáticos y de telecomunicaciones. Elemento cuantitativo: Debe ser prestado por una persona física, ya que si fuese jurídica, nos encontraríamos ante un teleservicio.Desde un punto de vista general los elementos configuradores del teletrabajo son los siguientes: El trabajo o la prestación de servicios se realiza fundamentalmente, en un lugar que no se corresponde con el centro de trabajo habitual y no de una forma ocasional. Mientras no exista una legislación específica que haga determinar la habitualidad para considerar que hay teletrabajo, deberán ser los Convenios Colectivos los que establezcan los parámetros o bien los reglamentos internos de la empresa,.El lugar de trabajo en el que el teletrabajador desarrolla su actividad debe estar claramente identificado o resultar identificable. No debe haber una presencia permanente del empresario. La elección del lugar de trabajo puede ser designado tanto por el empresario como por el teletrabajador. El trabajo debe...

Leer más

CONCEPTO TELETRABAJO

Es aquella prestación de servicios en la que un trabajador desempeña una actividad profesional sin estar ubicado en el centro de trabajo valiéndose de un uso habitual de las tecnologías de la información y las comunicaciones, es lo que comúnmente se denomina como teletrabajo. Debemos partir por afirmar que esta figura no está específicamente regulada en ninguna norma y como consecuencia el instrumento legal esencial en esta materia va a ser el convenio colectivo.Existen algunas iniciativas y proyectos en marcha y su implantación y extensión favorecerá el marco legal necesario para su puesta en práctica. La Comisión Europea ha propuesto una definición amplia del teletrabajo como «un método de organizar y/o realizar el trabajo mediante el cual una proporción considerable del tiempo de trabajo del empleado está: a distancia de las oficinas de la empresa, o de donde se entrega el resultado del trabajo; y cuando el trabajo se realiza con el uso de tecnologías de la información y de tecnologías de transmisión de datos, en modo particular con Internet». Esta definición cubre el teletrabajo en el hogar, una alternancia entre trabajo en la oficina y en el hogar, teletrabajo móvil, y trabajo en locales de telecentros. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) lo define como «una forma de trabajo efectuada en un lugar alejado de la oficina central o del centro de producción y que implica una nueva...

Leer más

SALARIOS DE TRAMITACIÓN

Se conoce como salarios de tramitación aquella cantidad objeto de condena en los juicios por despido consistente en una suma igual a la suma de los salarios dejados de percibir por el trabajador desde la fecha del despido hasta que se notifique la sentencia, o hasta que hayamos encontrado otro empleo, si tal colocación es anterior a esta sentencia y se prueba por el empresario lo percibido de más se procederá a su descuento de los salarios de tramitación.A pesar de esta denominación, los salarios de tramitación tienen naturaleza indemnizatoria, no salarial, debido a que no corresponden a trabajo efectivo desempeñado por el trabajador ni a descanso retribuido generado por el mismo.En el supuesto de que la opción entre readmisión o indemnización correspondiera al empresario, el contrato de trabajo se entenderá extinguido en la fecha del despido del trabajador, cuando el empresario reconociera la improcedencia del mismo y ofreciese la correspondiente indemnización (45 días de salario por año de trabajo efectivo), depositándola en el Juzgado de lo Social a disposición del trabajador y informando al mismo de esto.Cuando el trabajador despedido acepte la indemnización o cuando no la acepte y el despido sea declarado improcedente, la cantidad referida a los salarios de tramitación quedará limitada a los salarios devengados desde la fecha del despido hasta la del depósito, salvo cuando el depósito se efectué en las 48 horas siguientes...

Leer más

PERCEPCIONES NO SALARIALES

Tienen la consideración de percepciones no salariales, o extrasalariales, aquellas retribuciones que percibimos los trabajadores como consecuencia de nuestra relación de trabajo, pero que no retribuye nuestro trabajo efectivo realizado, ni tampoco nuestros periodos de descanso que se nos computan como si de trabajo efectivo se tratase.Estas percepciones carecen, pues, de la consideración legal de salario y por supuesto no cotizan al régimen general de la seguridad social; salvo algunas de ellas, que sólo lo hacen en cuanto excedan de determinada cuantía.No obstante, deberán reflejarse en el recibo de nuestros salarios las cantidades recibidas por nosotros (los trabajadores) por tales conceptos.Habitualmente percibimos cantidades que, bajo diferente denominación, pretenden ocultar su verdadera naturaleza salarial con la finalidad de excluir su cotización a la seguridad social y su tributación a la Hacienda Pública. En este caso concreto, quién afirma que un concepto es extrasalarial, asume la carga de la prueba, dado que la presunción general es la de considerar como salario todas las percepciones que percibimos...

Leer más

TRAMITACIÓN Y PAGO

La prestación por desempleo deberá solicitarse en el plazo de quince días contar desde el día de la situación legal de desempleo. Las personas que cumplan los requisitos para tener derecho a la prestación de desempleo, deberán solicitar a la entidad gestora competente el reconocimiento del derecho a las prestaciones, que nacerá a partir de la situación legal de desempleo, siempre que se solicite dentro del plazo de los quince días siguientes. La solicitud implicará la inscripción como demandante, de empleo, si la misma no se hubiese efectuado previamente. Asimismo, en la fecha de la solicitud se deberá suscribir el compromiso de actividad. En el caso de que el período que corresponde a las vacaciones anuales retribuidas no haya sido disfrutado con anterioridad a la finalización de la relación laboral, o con anterioridad a la finalización de la actividad de temporada o campaña de los trabajadores fijos discontinuos, la situación legal de desempleo y el nacimiento del derecho a las prestaciones se producirá una vez transcurrido dicho período, siempre que se solicite dentro del plazo de los quince días siguientes a la finalización del mismo. El citado período deberá constar en el Certificado de Empresa a estos efectos. No realizar la inscripción o la solicitud en el plazo fijado, salvo casos de fuerza mayor, supone la pérdida de tantos días de derecho a la prestación como medien entre la...

Leer más

DURACIÓN Y CUANTÍA

La duración de la prestación por desempleo estará en función de los períodos de ocupación cotizada en los seis años anteriores a la situación legal de desempleo o al momento en que cesó la obligación de cotizar, con arreglo a la siguiente escala: Desde 360 hasta 539 días cotizados/120 días de prestación. Desde 540 hasta 719 dias cotizados/180 días de prestación.Desde 720 hasta 899 días cotizados/240 días de prestación.Desde 900 hasta 1.079 días cotizados/300 días de prestación.Desde 1.080 hasta 1.259 días cotizados/360 días de prestación.Desde 1.260 hasta 1.439 días cotizados /420 días de prestación.Desde 1.440 hasta 1.619 días cotizados/480 días de prestación.Desde 1.620 hasta 1.799 días cotizados/540 días de prestación.Desde 1.800 hasta 1.979 días cotizados /600 días de prestación.Desde 1.980 hasta 2.159 días cotizados /660 días de prestación.Desde 2.160 días cotizados/720 días de prestación. A efectos de determinación del período de ocupación cotizada se tendrán en cuenta todas las cotizaciones que no hayan sido computadas para el reconocimiento de un derecho anterior, tanto de nivel contributivo como asistencial. ¿Cuál es la cuantía de la prestación? La cuantía de la prestación se determinará aplicando un porcentaje a la base reguladora. El porcentaje será del 70% durante los ciento ochenta primeros días y el 60% partir del día ciento ochenta y uno. La base reguladora será el promedio de las bases de cotización por la contingencia de desempleo durante los 180...

Leer más