ENTREVISTA A ANDRÉS PÉREZ ORTEGA POR SU LIBRO MONETÍZATE

Hace años que conozco a Andrés Pérez Ortega. Cada día es más claro y directo, es algo que me encanta de este gran amigo. Además es alguien que siempre está dispuesto a ayudar y siempre ve el lado bueno de las personas. Su libro Monetízate es un nueva joya dentro del área de desarrollo profesional, de la que comparto sus argumentos. El mensaje a lo largo del libro te dice “deja de quejarte y mueve el culo para buscar opciones ahí fuera”. Las excusas no ayudan a movernos sino a todo lo contrario. Nuestro valor tenemos que demostrarlo día...

Leer más

“TÚ NO SABES QUIÉN SOY YO”

Como es normal, cuando a uno le contactan para dar impartir un curso o participar en una conferencia, cada uno tiene un caché. Los organizadores  comentan las condiciones y uno, en función de su interés, aceptas o no. Hasta aquí todo normal. Hay quienes preguntan qué otras personas van a participar en ese evento. El evento ha querido contar contigo por lo que debería darte igual. Indudablemente, el caché que tiene un evento con speakers lo da la reputación de los mismos. La organización de ese evento puede invitar a quién estime que mejor encaje, con gran reputación o en fase de desarrollo de la misma. Hay quienes optan por declinar su participación si fulanito o menganita no participa. Eso es decisión propia, qué duda cabe.

Enlazado con la anterior, suele pasar que algunos organizadores de eventos pretenden que todos los ponentes cobren lo mismo. Una charla lleva cierta preparación que también hay que elaborar. Ciertamente, según el conferenciante que elijas, tendrás mayores posibilidades de llenar el aforo que con otros más desconocidos. También, según quien, puede lograr una gran visibilidad del evento. Indudablemente, cada cual puede pedir lo que quiera por una charla; mientras existan personas u organizaciones dispuestas a pagarlo no tendrán problema. Pero… ¿todo el mundo aporta valor? Existe de todo, ponentes que piden menos dinero de lo que valen sus servicios, otros que piden mucho más de lo razonable para lo que aportan y otros que cobran acorde a lo que ofrecen y dan. Debemos comparar para decidir. Está claro que deben ser cifras razonables, de lo contrario, puede convertirse en un sinsentido como pasa en el mundo del fútbol.

Leer más

ENTREVISTA A ALBERTO LUQUE AUTOR DEL LIBRO BATALLAS DE UNA AMBULANCIA

Hoy os traigo a mi blog a una persona con la que he tenido buena conexión desde el principio, pese a no conocernos aun en persona: Alberto Luque. Fue mi amiga Elena Arnaiz quien me lo presentó, tanto a él como a sus libros. En sus dos libros de Batallas de una Ambulancia consigue tocar tus emociones y ponerlas a flor de piel. Puedes sentir, pena, nostalgia, alegría o dolor, es decir, la vida misma. Me he sentido identificado con muchas de las historias y he dejado que aflorasen mis sentimientos. Me parece un libro que te toca el...

Leer más

¿QUÉ PASARÍA SI TU EMPRESA ACTUAL SUPIESE QUE ESTÁS BUSCANDO EMPLEO?

La época de enamoramiento pasará rápido y la persona incorporada se irá dando cuenta de la realidad poco a poco con diversas decepciones, porque daba cosas por hechas que no son como creía. La empresa también descubrirá aquellos pequeños detalles que desconocía, como competencias o rasgos de personalidad del candidato que no se apreciaron en el proceso de selección.

Cada empresa tiene sus valores, su forma de trabajar y sus políticas de gestión de personas. Las empresas tienen miedo a preguntar a sus personas si están contentas. Con suerte, hay algunas que lo hacen a través de las encuestas de clima laboral, que en su mayoría salen perfectas. Muchos no son sinceros al contestar por desconocimiento de quién recibe eso y si de verdad se garantiza el anonimato. Las personas pasamos por diferentes fases en nuestra relación laboral con nuestra empresa. En momentos, estamos más contentos que en otras épocas. El problema es cuando lo negativo que te aporta tu organización puede a lo positivo. Las empresas deben preocuparse realmente por el bienestar de sus empleados. Esto comienza por escucharles abiertamente, sin juzgarles. Ayudaría el preguntarles por qué motivo no están contento en la empresa, así como qué se puede hacer para mejorar. A muchas cúpulas directivas esto les da igual y siguen lanzando el mensaje de que el que no está contento ya sabe dónde está la puerta.

Leer más