Categoría: Dirección estratégica

Dirección estratégica

Todos los artículos de la categoría

¿QUÉ ESPERAS DE MÍ COMO JEFE/A?

Independientemente de que los jefes sean promocionados internamente o sean seleccionados de fuera, suele ocurrir que se olvidan de lo más importante bajo mi punto de vista: antes que jefes, son compañeros. El equipo tiene que sentir que eres uno más, debes compórtate tal y como eres. Muchas veces, los jefes cambian su carácter, su forma de hablar, incluso de vestirse, pues el estatus parece que les obliga a cambiar. ¿Se es más jefe por cambiar la forma de ser? Claramente, no. Pero es más habitual de lo que parece. Suelen caer en grandes errores, marcando distancias para evitar rumores, favoritismos y otro tipo de cosas. Un líder tiene que ser equitativo y muy empático, es decir, ponerse en los ojos de los demás para saber analizar cómo perciben otros sus comportamientos.

Un líder tiene que ser en primer lugar humano y buena persona; esto conlleva dialogar con las personas de su equipo de forma habitual para tener claro que necesita de ellos y viceversa.

Igualmente para que un departamento de diferentes personas funcione tiene que existir confianza de unos con otros; es cuestión de tiempo, de trato y cooperación. Tenemos que ver que la otra persona intenta relacionarse con nosotros y ganarse nuestra confianza. Un jefe o líder tiene que dedicar mucho tiempo inicial a conocer a sus personas a nivel profesional y personal. Es bueno establecer reuniones periódicas para ir contando lo que va sucediendo y que los demás compañeros sepan lo que cada uno hace; esto hace mucho más equipo que los organigramas o las relaciones de puestos de trabajo con las funciones.

Leer más

NUESTRA VIDA, PATAS ARRIBA, POR EL COVID-19

Estos últimos días he visto situaciones en las que el ser humano saca lo peor de sí mismo, gente corriendo, peleando y discutiendo por productos de todo tipo, sin razón aparente. Me toco ir a comprar los alimentos que necesitaba y la gente se llevaba carros llenos de leche, agua, papel higiénico (esta obsesión, todavía no la entiendo) y productos de higiene. Las autoridades nos dicen que no hay desabastecimiento, pero todos estamos viendo como las estanterías de los supermercados están vacías. Estas compras compulsivas y excesivas de productos están generando ese desabastecimiento temporal, que se repone al día siguiente o, en según qué productos, a los días. Pero los comercios de la alimentación no dan abasto. Debemos consumir de forma responsable y hacernos con lo que realmente necesitemos, pensando en el prójimo y no solo en nosotros, algo que estos días, está quedando en entredicho. Por un lado se ven acciones solidarias pero por otro lado, uno se siente en la jungla, rodeado de malas formas.

Leer más

EMPRESAS ABIERTAS AL DESARROLLO DE SU TALENTO

Alejo, el benjamín de su familia, inesperado, fue un buen regalo de Reyes para sus padres. Sus 4 hermanas eran bastante mayores que él y contribuyeron a educar y enfocarle en la buena dirección. Pasaron los años y llegó a la universidad, optando por un grado en Económicas. Con la fuerza propia de un joven, tenía ganas de comerse el mundo.

Sus hermanas, ante la frustración de la lentitud del avance de su grado, le aconsejaban que tuviera calma y diera tiempo al tiempo. Al empezar en la empresa, vería como su motivación desaparecía, le solían decir. Pero él seguía en su empeño.

A punto de finalizar su grado universitario, habiendo realizado prácticas en alguna empresa, tenía un expediente académico brillante. El mundo le esperaba.

El grupo multinacional Ropdan, con sede en Alemania pero con filiales en varios países, entre ellos, España, buscaba incorporar a sus futuros líderes a través de su programa talento joven. Acceder a estas becas era complicado y muy demandado, pues la experiencia decía que solían quedarse a trabajar en la empresa una vez terminado el programa. En las duras pruebas, Alejo destacó desde el principio por su energía, pasión, conocimientos y ganas de comerse el mundo. Fue uno de los 50 elegidos para incorporarse a este gran grupo multinacional del sector manufacturero, petrolero y constructor. Los dos años posteriores le harían pasar por diferentes áreas de la organización, hasta tener un destino final, una vez analizado su potencial y desarrollo.

Leer más

¿PARA QUÉ VAMOS A CAMBIAR SI ESTO NOS LLEVA FUNCIONANDO DESDE HACE 30 AÑOS?

El poder es igual que el dinero, siempre se quiere más y nunca es suficiente. Es perjudicial para las empresas, la sociedad y las personas tener a las mismas personas enrocadas en posiciones de poder, influencia y decisión de forma permanente. Se debe ir renovando el poder entre diferentes personas. Siempre digo que ni los buenos son tan buenos, ni los malos tan perversos.

Aun me sigue doliendo ver a personas con ganas, iniciativa, ilusión, profesionalidad, compromiso y esfuerzo que acaban quemadas, desesperadas, desilusionadas y desmotivadas. No puedes pedir a tus personas aportaciones e ideas para que luego sean obviadas y ni siquiera, se les preste nada de interés. No puedes dar vía a libre a las personas para que pongan en marcha cosas y luego no darles nada de ayuda, cobertura y soporte.

En las empresas jerárquicas, las luchas de poder están a la orden del día, es más, parece que uno vive una telenovela en toda regla, porque sufre o ve traiciones, decepciones, complots, acercamientos, romances, lágrimas y espinas. La realidad siempre supera a la ficción. Cuando la jerarquía campa a sus anchas dentro de una empresa, uno tiene la sensación de que existen empresas diferentes que se ponen la zancadilla unas a otras. No es bueno que las decisiones dependan de una sola persona; es por ello, que la redarquía da alas a consensuar la toma de decisiones para que se tome la más adecuada para los intereses corporativos que todos representamos. Bien es cierto que la redarquía no puede ser anarquía. Si bien nos tenemos que alejar de una jerarquía estática, considero que una estructura dual sería lo óptimo. Una estructura básica jerárquica directiva con una redarquía en el siguiente nivel. El primer nivel, también participante en la redarquía debería ser la voz del grupo ante la dirección. Si existe un responsable, siempre tendrá que mirar por la dirección de las decisiones del grupo, respetando el camino establecido por la estrategia acordada por la dirección.

Leer más

¿CUÁL ES VUESTRA/O JEFA/E IDEAL?

Aún falta mucho para Navidad, aunque vamos a ser previsores y os pido que elaboréis vuestra carta a los reyes magos profesionales respondiendo a la siguiente pregunta ¿Cuál es vuestra/o jefa/e ideal? ¿Qué competencias debe tener? Podéis comenzar por analizar cuál ha sido vuestro mejor jefe y cuál el peor; piensa qué era lo que te gustaba y lo que detestabas de su comportamiento, acciones y forma de comportarse. Incluso de los malos jefes aprendemos lo que no se debe hacer. Lo único es que cuando llegamos a puestos de responsabilidad, solemos tender a copiar las malas conductas en vez de las buenas. Por supuesto, debemos centrarnos en su rol y no en su persona; tenemos que saber diferenciar.

Personalmente creo que uno de los grandes problemas reside en que muchas organizaciones no disponen de programas formativos personalizados para ayudar a las personas promocionadas o elegidas para puestos de responsabilidad en los que se requiere gestionar equipos de personas. Puedes preguntar a personas de tu entorno y confianza que gestionen equipos sobre qué formación recibieron para adecuarse a su nuevo puesto. También puedes preguntar si existe un protocolo homogéneo de los líderes dentro de su organización, qué competencias le faltan para ser un buen jefe, qué ayuda recibe de su empresa para mejorar como líder. Muchas veces, las respuestas a esto serán generalidades y banalidades, quedando al descubierto que se tuvieron que buscar la vida, aprender sobre la marcha, disimular sus carencias o marcando distancias para mostrar seguridad.

Leer más
Cargando

Populares

Más visitados